31 de mayo de 2010

8 MILLONES DE HIJOS DE PUTA

Se le achaca a la ignorancia el hecho de que la población menos favorecida haya elegido masivamente al candidato oficialista en el día de ayer. Yo no estoy de acuerdo con esa aseveración. Sabios de la talla de Heidegger votaron a favor del cabo bochinchero ese de Hitler sucumbiando a la fascinación satánica de la autodestrucción. Hay un ensayo maravilloso de Rosa Sala Rose llamado El misterioso caso alemán donde se muestra a gente muy culta, eruditos intachables que formaron parte de la S. S o de la Gestapo. Klaus Barbie, el tristemente recordado Carnicero de Lyon se entretenía descifrando hexámetros homéricos en el banquillo de los acusados mientras los testigos exponían sus atrocidades ante el tribunal que lo procesaba; Albert Speer, prototipo del nazi culto soñaba con convertir a Berlín en una joya arquitectónica en base al trabajo forzado de cientos de miles de esclavos pertenecientes a razas inferiores y Heidrych uno de los artífices de la solución final era un refinado melómano y violinista.

A diferencia de estos criminales los nuestros solo son gamonales ordinarios sumidos en la boñiga del caballo y el sudor de las apuestas. Es triste ver como la solución final fue sacar lo poco que quedaba del erario público en la compra de conciencias, que al por mayor en Colombia sale muy barato. El pueblo no es solo ignorante, es malo. El hambre no solo daña el cerebro daña también el alma. En diciembre de 1993 recuerdo ver a una mujer en la Sexta de Cúcuta llorando sobre unos aguacates poque habían asesinado a pablito. Si Escobar Gaviria viviera hoy estaría sentado a la derecha de su hijo y sería el emperador adorado por pobres y ricos, por cultos e incultos. El dinero del narcotrafico lo pervirtió todo, no hay marcha atrás. No nos podemos comparar con Alemania, ellos al fin y al cabo buscaron desesperadamente y con los medios mas atroces buscar a su origen y creían que el único medio para lograrlo era el de instaurar el interminable reinado del crimen. En Colombia ni siquiera pasa eso, no hay método, el único objetivo es saquear al país en aras de mantener los bancos y a las cuatro familias que succionan la sangre de ese territorio.

Basta ya de salir a votar, la democracia ha sido y será en los paises miserables como los nuestros un fracaso. Sobre todo esa democracia donde los votos saben a aguardiente y a sancocho de pescado. La dignidad no la va a devolver un político, la dignidad debe ser rapada de las manos de ellos. Se acabó la hora de pedir hay que rapar, hurtar. No cuenten con el pueblo para eso, el pueblo esta lobotimizado, son zombis que van dejando sus excrementos por donde pasan. ¿Que quedará dentro de cuatro años? ¡Que nos habrá dejado este asesino que seguramente aplastará con su temible maquinaria política al pobre e incongruente Antanas Mockus cuando dentro de cuatro años vuelva a postularse para ser elegido con sus mandibulas llenas de sangre y sus ojos todavia pintados de pestañina?.

No quedará piedra sobre piedra. Ni siquiera escucharán a Wagner, no usarán hornos crematorios, el hambres es mas barato y mas lento. Entre mas crueldad mucho mejor el resultado. Los hijos de puta que ayer salieron con una estaca a clavarsela a Colombia los ocho millones de malparidos hijos de puta que enterraron ayer al país van a llorar lágrimas de sangre cuando tengan que enterrar a sus propios hijos por culpa de una bala paraca, ellos ya están en la ciudad, llegan por legiones mandados desde el castillo de Nariño donde se oculta el gran vampiro en su tumba de plata.

Corran, huyan, Uribe y su pueblo muerto de hambre y de ideas han hecho realidad el sueño de Pablo Escobar. No crean que lo hacen por ignorancia. Ellos saben lo que hacen son fieles a su instinto demoniaco

21 de mayo de 2010

UN MILLON DE CABEZAS DE BURRO CERCENADAS

Entonces a veces solo basta con cerrar la persiana, perderse un poco en la densidad de las cosas y morir de aburrimiento en una tarde de sábado. Afuera cae la misma lluvia y nos persigue el mismo amor. De lejos se escucha la voz de Ian Curtis, me tengo que bañar en este frío, tengo el pelo grasoso y en la noche tocan Velandia y la Tigra. Dice que la Cabeza de Buro ya se hizo cenizas, que la hoguera mató tres pinguinos en Chubut pero yo no estoy seguro de que haya existan estas aves gordas cuya caza indiscriminada debería ser legalizada para darle de comer a todas esas familias que mueren de frio en las madrugadas de marzo en Bogotá.

En el sitio se apeñuscarán mas de 200 personas para ver a un burro decapitado. Una banda sin cabezas, hay que guardarla y sacarla en Haloween. Se van de Buenos Aires, terminan la gira y han sacrificado al burro ¿Que vendrá después? El león quiere tocar la trompeta solo, que nadie lo joda, fuisonará algo loco Freddie Hubard con los Corraleros del Majagual, lo secundará Henry y el poderío de Bayona, de Edson hay pocas que decir, acaba de ser arrojado a las gélidas aguas del ártico, un cuerpo sin cabeza, El jinete anda suelto.

Es fácil decir adios en otoño, devolverse con la banda, con esto que no es música, son las cirimbalías de un circo, la equinecesencia de las cenizas del burro. En otoño todo languidece es una buena estación para darle un balazo en la cabeza a las ideas que se tuvieron de futuro. Meterse un ácido, no pensar mas. Creo en los suicidios, ojalá todos nos pudieramos arrancar la cabeza, el fin del continente es un buen lugar para resetearse.

Maldito sábado de mierda, los muchachos esperan tranquilos con sus instrumentos, los tocan como si fueran una extensión de su cuerpo. No sé con que sonido saldrán después de haber desaparecido en la Patagonia. Dicen que son una sucesión de ruidos extraños, la garganta de Velandia a sido cercenada la voz es el gorgoteo de la sangre fluyendo de su cuello extendiendose por el pecho, machando la camisa que ha bordado mamá.

No me gusta conocer grupos nuevos, por mi me quedo con los cinco cidis que compré en el colegio. Mis amigos también son de esa época no los he cambiado, no me gusta conocer a nadie mas. Si hubiera sido por mi renunciaría a salir del vientre de mi madre, pero la vida es ser eyectado, incomodidad perpetua y la puta que los parió.

Cae la tarde sobre Buenos Aires en otro sábado de mis angustias. Sobre un escenario se presnetará el cadáver de un grupo de rasqa, quiero ver como el viento desparramará sus cenizas.

14 de mayo de 2010

EL EXILIO


Últimamente he tenido ganas de volver pero la gente que está en Colombia me dice que puede ser un error garafal. Parece que las condiciones económicas y laborales para alguien que quiere ganarse la vida escribiendo son bastante reducidas, casi que nulas. En diciembre pasé unos dias en Medellín y me escandalizó la poca variedad que ofrecían las vidrieras de las tres librerías que visité. Casi todas promocionaban el último libro de Dan Brown o las memorias del Padre Chucho. Estar fuera del país puede llegar a ser agoviante sobre todo cuanto tienes treinta años y definitivamente empiezas a temer por la salud de tus padres que inevitablemente envejecen. Lamentablemente en un país empobrecido y vampirizado como el nuestro a veces la única posibilidad que queda es salir en una bolsa a donde sea, no importa como. Argentina está lleno de colombianos y me fastidia que la mayoría de los que están acá crean que Colombia es un paraíso, que el actual gobierno la conviritó en un paraíso regional y yo me paro y con cara de orto les pregunto si es tan maravillosa porque están acá. La mayoría responde que es por la educación porque acá es gratis y allá cuesta mucha plata, incluso algunos han venido a acomodarse prótesis dentales aprovechando las bondades del servicio médico argentino. La verdadera razón por la que están acá es para quedarse uno o dos años y después llegar al país pavoneando con que vivieron por fuera. Los que pueden van tres veces por año y llegan henchidos de orgullo y con una ese en el pecho.

A mi me duele mucho no poder regresar a mi ciudad. Irse es algo traumático, algo que no debería pasar. A mi desde chiquito me gustaron los libros y los discos raros y seguro si me hubiera quedado en Cúcuta me hubiera frustrado ya que lo mas probable es que terminaría en lo mejor de los casos dando clases en la Pacho, alguna vocacional que los alumnos toman para cumplir con los créditos pero seguramente nadie me tomaría en serio. Es una pena haber nacido en una ciudad asi porque se está predestinado a partir a dejar la familia que en mi caso particular es lo que mas quiero. Saliendo se conocen nuevos libros, nuevas películas y de pronto uno encontraría otros temas que lo motivarían a uno a seguir escribiendo. Pero es duro, sobre todo cuando se está solo.

Son demasiadas las naves que se tienen que quemar para venir a vivir a esta tierra de nadie que es Argentina.
Se ha producido un error en este gadget.