31 de mayo de 2010

8 MILLONES DE HIJOS DE PUTA

Se le achaca a la ignorancia el hecho de que la población menos favorecida haya elegido masivamente al candidato oficialista en el día de ayer. Yo no estoy de acuerdo con esa aseveración. Sabios de la talla de Heidegger votaron a favor del cabo bochinchero ese de Hitler sucumbiando a la fascinación satánica de la autodestrucción. Hay un ensayo maravilloso de Rosa Sala Rose llamado El misterioso caso alemán donde se muestra a gente muy culta, eruditos intachables que formaron parte de la S. S o de la Gestapo. Klaus Barbie, el tristemente recordado Carnicero de Lyon se entretenía descifrando hexámetros homéricos en el banquillo de los acusados mientras los testigos exponían sus atrocidades ante el tribunal que lo procesaba; Albert Speer, prototipo del nazi culto soñaba con convertir a Berlín en una joya arquitectónica en base al trabajo forzado de cientos de miles de esclavos pertenecientes a razas inferiores y Heidrych uno de los artífices de la solución final era un refinado melómano y violinista.

A diferencia de estos criminales los nuestros solo son gamonales ordinarios sumidos en la boñiga del caballo y el sudor de las apuestas. Es triste ver como la solución final fue sacar lo poco que quedaba del erario público en la compra de conciencias, que al por mayor en Colombia sale muy barato. El pueblo no es solo ignorante, es malo. El hambre no solo daña el cerebro daña también el alma. En diciembre de 1993 recuerdo ver a una mujer en la Sexta de Cúcuta llorando sobre unos aguacates poque habían asesinado a pablito. Si Escobar Gaviria viviera hoy estaría sentado a la derecha de su hijo y sería el emperador adorado por pobres y ricos, por cultos e incultos. El dinero del narcotrafico lo pervirtió todo, no hay marcha atrás. No nos podemos comparar con Alemania, ellos al fin y al cabo buscaron desesperadamente y con los medios mas atroces buscar a su origen y creían que el único medio para lograrlo era el de instaurar el interminable reinado del crimen. En Colombia ni siquiera pasa eso, no hay método, el único objetivo es saquear al país en aras de mantener los bancos y a las cuatro familias que succionan la sangre de ese territorio.

Basta ya de salir a votar, la democracia ha sido y será en los paises miserables como los nuestros un fracaso. Sobre todo esa democracia donde los votos saben a aguardiente y a sancocho de pescado. La dignidad no la va a devolver un político, la dignidad debe ser rapada de las manos de ellos. Se acabó la hora de pedir hay que rapar, hurtar. No cuenten con el pueblo para eso, el pueblo esta lobotimizado, son zombis que van dejando sus excrementos por donde pasan. ¿Que quedará dentro de cuatro años? ¡Que nos habrá dejado este asesino que seguramente aplastará con su temible maquinaria política al pobre e incongruente Antanas Mockus cuando dentro de cuatro años vuelva a postularse para ser elegido con sus mandibulas llenas de sangre y sus ojos todavia pintados de pestañina?.

No quedará piedra sobre piedra. Ni siquiera escucharán a Wagner, no usarán hornos crematorios, el hambres es mas barato y mas lento. Entre mas crueldad mucho mejor el resultado. Los hijos de puta que ayer salieron con una estaca a clavarsela a Colombia los ocho millones de malparidos hijos de puta que enterraron ayer al país van a llorar lágrimas de sangre cuando tengan que enterrar a sus propios hijos por culpa de una bala paraca, ellos ya están en la ciudad, llegan por legiones mandados desde el castillo de Nariño donde se oculta el gran vampiro en su tumba de plata.

Corran, huyan, Uribe y su pueblo muerto de hambre y de ideas han hecho realidad el sueño de Pablo Escobar. No crean que lo hacen por ignorancia. Ellos saben lo que hacen son fieles a su instinto demoniaco

3 comentarios:

Anónimo dijo...

MIS MAYOR RESPETO HACIA SUS ESCRITOS!
UN ABRAZO DESDE CANADA!
Juan B

Sebastian dijo...

Cada vez vas refinando tu estilo más hacia la erudición, no gordito?? me ha gustado mucho esta entrada, el final parece e guión de una película mala de terror... pero bueno ya sabes que te sigo y te quiero,
desde Sevilla

S.

LadelosOjosabiertos dijo...

Lo que pasó en Colombia me dejó helada. Quiero creer, con todas mis fuerzas, que se trata de fraude (y ya es muy triste desear una cosa así). Me cuesta pensar que pasó realmente y que la gente eligió seguir con el terror, con la dictadura encubierta ésa... la gente eligió seguir siendo mascotitas de los yankis!

Es una pena terrible ver como el resto de Latinoamérica se une y cómo está quedando afuera Colombia. Me apena realmente por toda la gente que no es representada por el canditato de esa falsa democracia. Me apena lo que vendrá pero coincido con vos, querido Iván, el poder hay que sacárselo de las manos-

Se ha producido un error en este gadget.