29 de enero de 2014

EFRAIN VASQUEZ Y LAS FOTOS VIEJAS DE CÚCUTA

Las fotos más viejas de la ciudad las tiene Efraín Vásquez Corinaldi. El Colsag en los años cincuenta lleno de muchachos jugando beisbol, el puente de San Rafael recién construido, el río Pamplonita enbravecido a principios del siglo XX como si fuera un mar, un vendedor de periódicos en plena década del noventa voceando tal vez la última de las crisis económicas.

                                    Río Pamplonita. Puente San Rafael. Década del 30

 Si quieres viajar en el tiempo no necesitas de una máquina, tan solo con darse una vuelta por las imágenes congeladas, eternas del pasado y ya verás la villa que era este valle antes de 1875, las calles adoquinadas de la antigua ciudad partidas por la mitad por las cañerías improvisadas, la devastación que vino en la madrugada en que se movió la tierra y sólo dejó polvo a su paso, los hombres que tuvieron el coraje de levantarla de nuevo, la explosión cultural de los años 20.

                                      Tertulia Callejera en Cúcuta. Década del 30

 Todo está en los recuerdos que ha venido atesorando este hombre desde hace más de dos décadas, cuando emprendió la labor que a ningún alcalde de Cúcuta se le había ocurrido: recolectar la mayor cantidad de fotos históricas de la ciudad para al menos tener una imagen de lo que eramos, de cómo vestíamos, que comíamos, que tan ancho era el río.

                                   Partido de basket en el Sagrado Corazón. Década del 50

En el año 2001 salió el primer tomo de Cúcuta a través de la fotografía, uno de los libros más importantes que se han editado en este siglo en la ciudad. A falta de una historiografía firme y veraz están las fotos que recolectó Vásquez Corinaldi, en esas imágenes está todo lo que fue Cucuta, lo que fue y lo que es. Ahora, 13 años después, Efraín ha continuado con la obra y usando las redes sociales nos deleita cada rato con algún retrato familiar tomado en los años treinta por alguno de sus antepasados. 
                                                   Acueducto de Cúcuta. 1920

Sería maravilloso reemprender este proyecto y publicar masivamente las joyas que este hombre, sin ningún tipo de ayuda, ha sabido recolectar. En esta ciudad de mercachifles y de artistas mediocres una propuesta como esta suena ridícula, ¿a quien le va a importar un libro de fotos en blanco y negro? Pero estamos en la obligación de mantener vivo el pasado así sea en estos retratos que se están descomponiendo con el paso de los años y que necesitan de una curaduría urgente. Ojalá la secretaría de cultura entendiera que cultura no son un par de peladitos bailando joropo en el parque Santander, ojalá alguna vez nos toque un secretario de cultura que de verdad sea culto o al menos inteligente.
Las fotos de Efraín necesitan ser exhibidas con urgencia, publicadas como alguna vez se hizo. ¿Para qué sirve un libro de fotos viejas? Podría decir uno de esos horrendos mercaderes que rigen nuestras vidas y nosotros podríamos responderle mirándolo a los ojos: Para que esta villa nunca caiga en el olvido, amigo mío

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay una ciudad escondida que nadie quiere ver, que fue esplendorosa y se pierde cada día entre tanto abandono cultural, social, político. Pero es una ciudad que esta presente y viva, que sigue llevando el pesado lastre de sus políticos. Excelente nota Ivan.

Isaias

julioperezferrerobibliotecario dijo...


Vasquez Corinaldi es uno de los funcionarios más viejos de la Cámara de Comercio de la ciudad. Es el encargado de la sección de Cultura de esta ciudad de mercachifles y de artistas mediocres, tal como asegura el artículo. Ha tenido la oportunidad de hacer ese libro bien hecho, y no lo ha hecho. Las razones están en la vida parásita a la que tiende naturalmente el ser humano y la burocracia en un empleo heredado y vitalicio. No es necesario alabar a ninguna persona. denigrando a los demás. El dueño de ese archivo es la ciudad.

keelvin alvarado dijo...

Bueno yo nací en Cúcuta pero toda mi vida la hice en Bogotá...Mi familia es de allí....Y cada vez que puedo ir, investigo mucho de ella ....Es increíble que hace muchos años era una importante ciudad por donde todo se movía....Y ahora como muchas otras, abandonada por la politiquería y la corrupción de nuestro país....Igual seguiremos trabajando para que prospere...Bella fotos

Se ha producido un error en este gadget.