1 de junio de 2013

LA DECISIÓN DE FALCAO

A simple vista fue un paso equivocado. En la próxima temporada Radamel no jugará la champions, campeonato que sólo ha podido disputar una vez, en la temporada 2.009-2.010, marcando cuatro goles, dos de ellos inolvidables, un tacazo al Atlético y otro en octavos al Arsenal. Muchos afirman que su vinculación al Mónaco obedece a un interés estrictamente monetario, la anhelada búsqueda de la salvación económica para él, para su familia. Falcao hace rato aseguró su futuro y como pocos jugadores hoy en día es un tipo que se muere por el fútbol. No sólo disfruta jugarlo, sino que le apasiona verlo, hablarlo. No es un tipo como Messi o Cristiano que lo juegan porque son máquinas diseñadas para ser los mejores del mundo pero en sus ratos libres lo único que hacen es ir de compras o jugar la play. No, el tigre sabe de fútbol y seguramente en una década cuando ya cuelgue los botines dirigirá algún equipo, de eso no les quepa la menor duda.

Además de todo esto el Chelsea ofreció un contrato bastante similar al goleador samario que el rechazó de plano simple y llanamente por que el proyecto que le presentó el magnate ruso estaba mejor estructurado que el de Abrahmovic. Francia desde hace un par de años, cuando se confirmó que iba a ser sede de la próxima Euro, decidió abrirse a los nuevos ricos de Europa, los megamillonarios rusos que como niños compran equipos de fútbol a su antojo y los tranforman en el mejor del continente. Su objetivo era posicionar su liga como una de las mejores del mundo. Cuando Zlatan fue fichado por el PSG los aficionados lo señalaron como un pesetero. Lo mismo le sucedió a Pastore o a Thiago, uno de los mejores centrales de la actualidad. Hoy en día el Paris Saint Germain ha dejado de ser un proyecto para convertirse en una realidad. Puso contra las cuerdas al Barcelona y estuvo a un paso de meterse en semis de Champions.
En el año 2009 el excéntrico Dimitry Rybolovlev le compró al principado el 66 por ciento de las acciones de su equipo. Una vez el conjunto monaqués subiera a primera división el magnate se comprometió a destinar 200 millones de dólares para convertir al club roji blanco en el mejor de Francia. La cifra parece astronómica pero para este fabricante de instrumentos médicos parece una bicoca. Según Forbes su fortuna asciende a los 9.000 millones de dólares. Entre otras excentrecidades le compró a la mayor de sus hijas la isla donde está enterrado Onassis y a otra de sus herederas decidió comprarle en Nueva York un apartamento por el exorbitante valor de 88 millones de dólares. Cifras absolutamente inmorales teniendo en cuenta de que todavía en el mundo hay gente que se muere literalmente de nada.

Dicen que Falcao en algún momento desechó la oferta, su momento estaba para irse a uno de los grandes de Europa como el Chelsea o el Real Madrid. Sin embargo estas ofertas nunca se hicieron concretas y cuando llegó la de Londres ya Falcao estaba seducido por el otro ruso. Los argumentos de Rybolovlev fueron contundentes. Lo primero que le ofreció fue armarle un club en torno al número 9. Es decir, Radamel va a tener más poder de decisión que el propio Ranieri en el vestuario. Sus viejos amigos y compañeros Joao Moutinho y James Rodrigues, recayeron en el principado por una orden expresa del cañonero. Se está buscando en este momento al mejor volante de marca del mundo – Creo yo que es Ya-Ya Touré- y a un delantero por afuera – posiblemente Tévez- que se encargue de alimentar el juego del tigre de Santa Marta. En los próximos días se hará oficial la incorporación de dos laterales de peso como Abidal o Coentrao y se está por cerrar el pase de Agustín Orion, el actual arquero de Boca Juniors ya que lo de Víctor Valdéz definitivamente se cayó.

Si no les parece un salto de calidad tener a estos jugadores al lado, comparado con los Diego Costa, Juan Fran o Adrián que tenía en el Atlético pues no sé muy bien a que se refieren. Además quitando al Real y al Barcelona ¿Qué es la liga española? Ninguno de los equipos que la disputan tienen grandes figuras, en ese sentido y viendo el potencial del Lyon, el PSG y el Mónaco la Liga francesa se perfila como la tercera en importancia en Europa para el 2015, sólo por debajo de la Premier y la Bundesliga.
El otro aspecto que pesó en la decisión de Falcao fue el de que en esta temporada que se avecina no conviene mucho estar en más de una competición. El desgaste que puede generar jugar la Champions en la temporada previa al Mundial puede ser decisivo. Es mejor llegar descansado, sin sobre exigirse como llegarán muchos de los llamados a ser figuras. Recuerden los inconvenientes físicos que tuvieron el Niño Torres, Rooney o el mismo Cristiano en la pasada cita orbital. Este año el Tigre no está para aguantarse la batalla por un puesto que mermó la producción futbolística de craks de la talla de Benzemá, Kaká, Higuaín, Marcelo o el mismo Iker en el Madrid. Esto pasaría en cualquier equipo grande. El riesgo de quemarse llegando nuevo en el año del Mundial es bastante alto.

Se equivocan de lleno los que dicen que lo hizo por plata y peor aún, algunos comentaristas deportivo lo han comparado con Juan Pablo Montoya cuando abandonó la Fórmula Uno para pasar a la Nascar… que estupidez. No sobredimensionen La liga Española, ni subestimen la francesa. Esta última es el futuro. Radamel será el dueño del vestuario y esto será una ventaja muy grande para él y su autoestima justo en un año tan importante como el que se avecina. El año del mundial.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.