19 de junio de 2012

PROHIBIDO OLVIDAR.Continúa la Polémica por Escobar el patrón del mal.


Hay una cosa que me queda clara. Los que hablan mal de ella no la han visto. Eso es común por acá, todos hablan de lo que no saben, de lo que no ven. Por algo en lo que mas se cree en este país es en algo que nadie ha visto: el sagrado corazón de Jesús.
                                                    Andrés Parra como Pablo Escobar.

Es un lugar común decir que tenemos una de las televisiones mas pobres de contenido del hemisferio occidental. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos que soportar la lluvia incesante de novelas colombianas, mexicanas,  dramatizados aleccionadores, noticieros sesgados. Una programación que cumple con las expectativas del estúpido más exigente. No existe un solo programa de investigación serio, un momento de reflexión en el cual se analice y se haga una autocrítica de los medios. No hay comedias donde se explote la tan cacareada felicidad del colombiano. Carecemos de series donde se noten que se les ha pagado bien a los guionistas y siempre se recurre a la manida formula de la niña pobre que conoce a un rico y se enamoran.
                                             Escobar como pez en el agua en el Congreso

Entonces defensor como tal de la televisión colombiana no soy, al contrario solo sintonizaba los canales nacionales cuando pasaban un partido de fútbol de mi interés. Por primera vez desde que en 1991 Carlos Duplat Sanjuan adaptara la novela del venezolano Miguel Otero Silva  Cuando quiero llorar no lloro una producción de la televisión nacional me interesa. No es para menos, a mi la figura de Pablo Escobar como a la mayoría de a los seres humanos me intriga. Un hombre que se atrevió a crear a una industria de la droga para poder  sacarle millones de dólares a los gringos, un tipo que el solo desafió a un estado, que construyó una hacienda inmensa como Nápoles y entre otras excentricidades decidió llenarla de animales exóticos y de políticos corruptos a cualquiera le puede interesar. A mi los asesinos y los dictadores me intrigan. ¿a quien no?
Sacan una serie de 63 capítulos basada en lo que muchos consideran el mejor libro que se ha escrito sobre el capo, La parábola de Pablo de Alonso Salazar. La investigación duró aproximadamente cuatro años. Una cosa exhaustiva realizada nada mas y nada menos por el hijo del inmolado director de El espectador, Guillermo Cano y por la sobrina de Luis Carlos Galán. Ellos han resistido a la tentación facilista de satanizar al monstruo. Al contrario, lo humanizan, lo muestran como uno más de nosotros algo que sin duda puede causar muchísimo miedo. No hay nada peor que la maldad de los buenos.
                                                        Estencil encontrado en Bogotá 2003. 
                                            

No sean hipócritas, el gánster desde el punto de vista cinematográfico siempre ha causado fascinación. Al Capone fue retratado en 1932 por Howard Hawks casi como un héroe en Scarface, el público amaba a James Cagney el recordadisimo Enemigo Publico y que se hizo famoso en los años 30 precisamente por encarnar a mafiosos. Scorsese años después cimentó una filmografía a partir de los recuerdos que tenía de los tipos duros que el vio en su asmática niñez en la Little Italia. Los mostraba como eran, prepotentes, crueles pero también jocosos y humanos. ¿alguien ha juzgado la altura moral de Estados Unidos por hacer un ícono de Michael Corleone?.
A principios de este milenio Los sopranos era la serie más vista en América.  Y el año pasado Scorsese escarbó en la personalidad de Al Capone y Lucky Luciano en la genial serie Broadwalk Empire. Allá esa discusión  lpor supuesto que está superada, al contrario se agradece el intento de preservar la memoria, de no olvidar jamás.
Colombia es un país joven y los mayores de treinta tienen amnesia. Los nombres de Rodrigo Lara Bonilla, Guillermo Cano, Enrique Low Multra, Luis Carlos Galán, Carlos Mauro Hoyos, Franklin Quintero, Gustavo Zuluaga entre otras cinco mil victimas han sido olvidados mientras la imagen de Pablo Escobar se convierte en un ícono pop, en una de esas serigrafías de Andy Warhol. No, se tiene que recordar para que esto no vuelva a pasar. Siempre presente  en la memoria, estampillado entre ceja y ceja.
                                           En la caricatura Jose Obdulio Gaviria y Alvaro Uribe.


Los incautos comparan  a Escobar el patrón del mal con Sin tetas no hay paraíso, El capo o El cartel de los sapos series donde en realidad se hacía una apología al narcotráfico y todas las peladas decían que Marlon Moreno estaba muy bueno. Los intelectuales, siempre estériles hacen grandes tratados donde hablan del poder enajenador de la televisión y que dentro de poco una huestes de niños armados hasta los dientes saldrán a la calle a tomarse el poder y los bracitos cubiertos con tatuajes de Pablo Escobar.
En una columna de la semana pasada publicada en un periódico de circulación regional, Pachito Santos invitó al televidente a boicotear Caracol. Decía que lo indignaba que la cadena se prestara para estas cosas, haciendo casi que una hagiografía del temible narcotraficante. Que esto sea cierto o no es algo que entra en la dictadura de la subjetividad. Lo que si no tiene discusión es que nuestro recordado ex- vicepresidente esta impedido de hablar de esta serie, primero porque el es el hombre fuerte de RCN noticias (Se empaca este infeliz 210 millones de pesos mensuales por ejercer este cargo) y es desleal hablar de la competencia, aunque eso si, la lealtad y el buen gusto no es algo que caracterice a las huestes uribistas. Segundo, su familia fue la creadora del periódico El tiempo y en la época en que Escobar permeaba todas las estructuras de la política y el periodismo colombiano el diario se mantuvo en una neutralidad mas que sospechosa, la prueba de ello es que El tiempo no tiene los mártires que si tiene el diario de los Cano.

El tercer punto es el más grave. Uno puede sospechar que al haber sido parte del narco estado de Uribe tiene un poquito de miedo de que el nombre de su amo salte por ahí. A mi me parece una apología mas poderosa al narcotráfico que cualquier serie de televisión el hecho que haya sido un primo  del Patrón  el ideólogo del uribismo y eso no lo dice este payasito risible.
Esta serie es más que necesaria sobre todo sabiendo que con la subida en el 2002 al poder de Uribe Velez se hizo realidad el sueño de Escobar: Colombia transformada en un narco estado. Necesitamos sanearnos y esta labor empieza haciendo un barrido por nuestra historia mas reciente, una historia que todavía no había sido contada.
                                          Alvaro condecorando al primo de su Patrón.

No, con el perdón de los paisas que creen ser los únicos con la capacidad de hablar de su ciudad y de sus ídolos, esta es la oportunidad señores para hurgar heridas, para no olvidar la infamia. La ambición, la viveza, la famosa inteligencia pa’ lo malo del colombiano, aportes de la cultura paisa, deben ser extirpadas para siempre.  Esperemos que esta sea la gran enseñanza de la serie. Ahora el patrón está en las maduras pero pronto vendrá la caída libre y ahí veremos la soledad que caracteriza el final de todos aquellos que aspiraron al poder total a costa de cualquier infamia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando le leo estas vainas me gusta que además de seguir pendiente de la tierrita mia (eso sonó paisa, pero piense en el paisa cultivador de fresas, el de las fresas con crema, y allí empato), esté viviendo allí además.

Un abrazo compa. carlosconval@hotmail.com. Debo preguntarle unas vainas, contarle otras. O dígame a donde me comunico.

Anónimo dijo...

Excelente imagen la que muestra de la unión entre los clanes Ochoa, Escobar y Uribe.

Una adición/corrección, Pablo Escobar también tenía patrón, eso se dijo por un testigo en alguna audiencia de un tema distinto ante la Corte Suprema de Justicia, no hace más de un año; ese patrón aún existe y nunca apareció cuestionado en ningún medio o estrado judicial.

GAEL ANGEL KINTERO dijo...

uuuuuuy hermanazo que criterio tan fortalecido el suyo, independiente de que me parezca o no su manera de pensar, que es bastante homogénea a la mia, lo felicito, y hare una publicidad al respecto en mi ciudad cucuta. La gente con carácter y con ignorancia al respecto merece conocer su forma de pensar.

Anónimo dijo...

La verdad me da un poco de verguenza la produccion de narconovelas en Colombia con ese tinte amarillista y ridiculo, sin embargo estoy viendo "el patron del mal" y pienso que mas que una novela es documento historico, para refrescarnos la memoria y nunca olvidar la violencia, la corrupcion y el descaro con el que hemos sido gobernados todos estos años.

Maria Velia dijo...

Encontré este blog de casualidad y no sé si mi opinión puede importarle al autor del post, si llega tarde o no en relación a la vigencia del mismo pero quiero aportar mi granito de arena al intercambio de opiniones sobre la serie "Pablo Escobar, el patron del mal".
Vivo en Argentina y lejos estoy cualquier debate sobre la calidad de la tv en Colombia (aunque aquí también tenemos lo nuestro, eh?) pero quería comentarles que esta serie sobre Pablo Escobar Gaviria me parece de una factura impecable y si algo me llama la atención del programa es, no sólo la impresionante producción que tiene, sino la forma en que han decidido delinear al personaje protagónico.
Me atrapa comprobar el mosaico de matices que tiene la figura de Gaviria, como se nota que lo presentan como un niño sumiso y atento frente a su madre, un despiadado y cruel asesino con sed de venganza, un vil comerciante, excéntrico y desquiciado ególatra con un discurso llano y casi infantil por momentos.
Desde ya que no he vivido ninguna de las desgracias a las que ha sometido a su país, origen seguramente de tanta controversia sobre la manera de presentar semejante figura en la tv pero me queda claro que quienes se pusieron este programa al hombro decidieron no caer en lugares comunes y creo que lo han logrado con creces.
Me parece una serie estupenda, comencé a verla ayer y ya llevo 21 capítulos en mi haber.
Maravillosa idea de subirla a la red y agradezco haberla encontrado.
Saludos cordiales desde Argentina para la gente de un país al que quiero vaya a saber por qué y sueño con conocer algún día.

Se ha producido un error en este gadget.