18 de octubre de 2012

GRRR! El regreso de los indestructibles


Nunca estuve preocupado, ellos siempre vuelven. Contra las leyes de la física y del mercado que dictaminan que los rockeros deberían pegarse un tiro en la sien después de cumplir 30, después de cinco años los chicos se suben de nuevo al escenario demostrando que el tiempo es un aliado más.
Los cuatro conciertos pactados este año -2 en Londres y 2 en Nueva York- serán solo una pequeña muestra de lo que será la gira del próximo año. Por enésima vez los medios de comunicación dirán que es la última, pero a estas alturas del partido ya sabemos cómo viene la mano; Los Stones son eternos, indestructibles.
Por culpa de ellos me vi completa la larguísima ceremonia de clausura de los pasados juegos olímpicos. Por las redes sociales se filtró la información de que ellos iban a tocar. Con el corazón palpitante esperé hasta que las momias de The Who movieran sus precarios esqueletos al final del show. Sentí la frustración suicida de haber perdido una tarde de domingo pero al momento, justo cuando entraba a una sala de cine me di cuenta de que si sus Majestades Satánicas no se habían presentado era porque estaban preparando su esperada gira donde conmemorarán medio siglo de carrera.
A mí no me importa que hayan roto todos los records y que según su página oficial esta gira será el mejor de la historia, que los precios en preventa para asistir a alguno de sus cuatro shows estén rozando los mil euros, lo importante es que siguen vivos y sobre todo con las mismas ganas de tocar con que empezaron su trajinar en el verano de 1962.

Anuncian dos canciones nuevas para engrosar su maravillosa lista. Desde ya esperamos a los críticos diciendo que qué va, que desde Tatoo you no sacan nada bueno, olvidaron pues el poderoso sonido de  Bigger Bang su hasta ahora último álbum de estudio.
La banda sonará mejor que nunca, la razón de eso es que el control que ejerció Keith Richards sobre ella es absoluto. Jagger ha encontrado su lugar dentro del grupo, él va a mover el culo cuando se lo pidan y entre bastidores saludará a los millonarios esos que lo siguen para que por favor les haga el honor de desvirgar a sus hijas, mientras tanto Keith y Roonie seguirán jugando a eso que inventaron, vivir la vida de un rocker con la incomodidad que pueden traer los setenta años.
Para el show del 25 de noviembre en el London Arena se esperan sorpresas. Una de ellas es que reaparezca Bill Wyman para conformar la alineación sobreviviente. Esto todavía no se ha confirmado. A pesar de sus 76 años el bajista se mantiene en una envidiable forma física, cada rato sale de gira con su grupo. El problema que puede haber es que la abrupta salida de Wyman en 1992 rompió lazos de amistad con el resto de integrantes del grupo. Se sabe que Richards y Jagger tienen códigos de amistad bastante parecidos a los que suele usar la mafia siciliana.
Por el momento no se ha escuchado ninguna noticia de que Grrr! Pase por Sudamerica, desde ya le encendemos las veladoras a los dioses del rock. Igual estén tranquilos, si no es en esta gira ellos volverán en las próximas. Los Stones son indestructibles.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen artículo.
Leandro, de Bs As.

Se ha producido un error en este gadget.