11 de julio de 2011

BALANCE DE LA PRIMERA RUEDA DE COLOMBIA EN LA COPA AMERICA

Desde las páginas de El Ateneista hemos adoptado una actitud crítica ante los planteamientos tácticos, las decisiones y declaraciones que constantemente asume el señor Hernán Darío Gómez en los diferentes periodos en que ha sido entrenador o formado parte del cuerpo técnico de la Selección Colombia. A pesar de los excelentes partidos que jugó en Colombia en febrero y marzo contra España y Ecuador, creímos, después de verlo ante Chile que este sería un proceso destinado al fracaso.
Sin embargo hemos visto con asombro como la selección está jugando como equipo. Es decir existe una coherencia en cada una de las líneas de juego traducidas en un gran volumen de ataque, en rápida recuperación de pelota y sobre todo en las pocas opciones que los equipos rivales nos han generado en estos tres partidos de primera ronda.
No es precipitado decir que junto con Chile, Colombia ha demostrado tener mejor juego en conjunto y que esto no ha sido óbice para que destaquen las individuales que tiene el equipo. El nivel que han tenido Armero y Zuñiga ha sido superlativo hasta el punto que podemos decir que en Suramérica ningún equipo, incluido Brasil, tiene los laterales que en este momento cuenta la selección. Jugadores de llegada constante de excelso dominio y que fuera de todo aprendieron en Italia a defender bien. En 1998 criticamos la exclusión del único lateral que en ese entonces contaba el equipo de Bolillo que era Diego León Osorio, no haberlo llevado al mundial nos privó de ver a un jugador de técnica excelsa, depurada, un jugador exuberante. Hoy la vida le ha dado una nueva oportunidad a Gómez, si alguna vez prefirió a Santa hoy para él son indiscutibles estos dos jugadores hábiles, escurridizos, letales para desbordar y desarmar cualquier defensa. Perea y Yepez han demostrado solidez. Son una chaqueta antibalas, los responsables de que a la selección le disparen tan poco al arco. Lo de Yepez no es ninguna sorpresa, en esta última etapa de Hernán Gómez ha sido el pilar sobre el que sostiene el equipo. Amaranto, siempre criticado, siempre puesto en duda sobre si es solo un jugador de equipo ha tenido en estos tres partidos de fase de grupos su nivel mas alto desde que es convocado a la selección.
No es sorpresa que el Olimpiakos se haya puesto como tarea contratar a como de lugar al volante Carlos Sánchez. Según France Football es el mejor volante de marca de la liga francesa. Su marcaje a Messi ha sido comparado por periodistas gauchas como el mejor desde que esa tarde de 1982 Gentile anulara al joven Maradona. Aguilar contra Bolivia fue figura y Guarín ha sido muy regular, sin llegar a tener el nivel demostrado en la temporada con su equipo el Porto de Portugal ha sido fundamental para conseguir los siete puntos que pusieron a Colombia como líder indiscutido de su grupo.
Ayer Falcao destapó su poder ofensivo y Hugo Rodallega va a ser importantísimo porque en los minutos que ha jugado se ha mostrado lúcido y sobre todo con potencia. Los altos niveles individuales no han afectado el rendimiento del grupo lo que demuestra el nivel de solidaridad que tiene este equipo y remarco lo de la solidaridad porque este ha sido uno de los puntos flacos no solo de las selecciones de fútbol sino de este país desunido y fragmentado.
La selección y Bolillo se han repuesto a todo, incluso a nuestro propio escepticismo a los que creíamos que el equipo nunca llegaría a conformarse como tal que con la táctica murciélago de los once hombres debajo del travesaño no volveríamos a tener el juego vistoso que alguna vez tuvimos en los noventa. La verticalidad y el vértigo que a veces logra tener Colombia da para esperanzarse no en obtener la Copa América pero si en aspirar a la Calificación directa al mundial. Hay que aprovechar como sea esta magnífica generación de futbolistas que comenzó a dar frutos en el Mundial sub 20 del 2003 en Emiratos Arabes Unidos, donde salieron Anchico, Edixon Perea, Magnelly Torres y Abel Aguilar, una proceso que se consolidaría con Lara en el suramericano del 2005 y que hoy seis años después comienza a tener los primeros frutos.

2 comentarios:

Cuesta dijo...

Excelso dominio Pablito "Mula sin frenos" Armero, me parece demasiado.

¿Mejoró él? si. Le pitaron el penalty. Pero no deja de ser el jugador desbocado, que tira 1 de cada 5 centro bien, por el exceso de veolcidad.

El resto del equipo me pareció bueno, hasta Aguilar que no le quita un dulce a un niño, está marcando...

Buen equipo, pa que!

slayer dijo...

Todavia no me convencen.(Ninguno).

Se ha producido un error en este gadget.