19 de julio de 2010

LAS SOMBRAS DE NOSFERATU

Nació en Cesjt a pocos kilometros de donde yacen las ruinas del castillo de los Nadasdy. Era hijo de Nublina, la humilde y famosa curandera del pueblo. Ella fue la que le inculcó el miedo de andar de noche en el bosque "Cuando el sol se esconde y se lleva la claridad empiezan a salir de entre la maraña los resplandescientes ojos de los demonios"
Pocos bosques guardaban tan malos recuerdos como ese. En lo alto de la colina se vislumbraba el castillo de Erzhebet Bathory. Las brujas que tenía a su servicio bajaban de noche como una niebla y se llevaban a las jovenes virgenes. Mas de setecientas jovenes fueron desoyadas vivas para distraer el ánimo siempre inquieto de la Condesa. A pesar del pasado glorioso de su marido el heroe nacional Ferenz Nadasly fue juzgada y condenada a pasar el resto de sus dias en la torre mas alta de su castillo, torre que caprichosamente aún se mantiene en pie.
Nublina con su dedo torcido le señala la torre "En las noches de luna llena se puede ver como las brujas todavía bajan en bolas de fuego y si no hay niebla podrás ver en la torre la silueta de la Condesa". Desde entonces temblaba ante la sombra de un sauce confundiendolo con un espectro demoniaco.
Muchos años después cuando se unió a la compañía de el gran maestro Constantin Stanislavsky aprovecharía esos recuerdos, ese miedo siempre latente para incorporarlos en sus personajes. Esa intensidad fue una impronta en su carrera, convirtiendolo en el primer actor de cine en usar su propio dolor para caracterizar un papel.
Corría el año 1921 el conocido productor y amante del ocultismo Henrik Garleen buscaba desesperadamente hacerse con los derechos de Dracula, la célebre novela de Bram Stocker por entonces muy en voga en todo el mundo. Envalentonada por el repentino exito del libro la viuda de Stocker quería un dineral. Garleen buscó la forma de convencerla pero todo fue imposible así que decidió hacerle algunos cambios a la historia, Drácula se llamaría El conde Orlock asi como un par de nombres mas y lugares geográficos cambiarían pero era obvio de donde se basaba la historia así que la viuda demandó y bueno eso es harina de otro costal.
El caso es que antes de buscar un director Garleen se fijó y se obsesionó con Schreck, el sería su vampiro. Para dirigirlo bueno, que mas que Murnau, el genio indiscutible del expresionismo alemán. Como es bien sabido Nosferatu se convertiría junto con el Doctor Caligari en el manifiesto estético de una nación. Si en el sur de europa todo es luz en el norte el hombre se ha tenido que enfrentar de lleno con la oscuridad. En la tundra alemana habitan duendes, vampiros, brujas, no confies en el hombre que te encuentre al lado de un lago, arrastra un baul con monedas de oro, te ofrecerá todas las riquezas, todos los amores a cambio de tu alma. Esas sombras que se mueven en el bosque no es tu sombra ni la de tu acompañante, es el espiritu que habita en la tundra y siempre te vas a chocar con él.
Durante la década del 20 afloraron los movimientos ocultistas en Alemania, uno de los mas obsesionados con el tema era Galeen. En Nosferatu el volcó todo lo que sabía de satanismo y sombras. La financiación de la película corrió a cargo de una misteriosa productora llamada Prana, entre cuyos directivos había gente introducida en los círculos alemanes de las ciencias ocultas. El principal responsable de la producción fue un dibujante y pintor reconvertido en diseñador artístico, se llamaba Albin Grau. Su interés por el esoterismo llegó a la obsesión, incluso llegó a abandonar toda actividad artística para adentrarse en el mundo de la magia.
Tonio Alarcón en su ensayo Imagen en sombra resalta los conocimientos que gente como Grau o Galeen le imprimieron a la película "El activo uso de la sombra del personaje de Orlock mas que remitir la influencia del teatro de Max Reinhardt o a la del expresionismo, responde a un concepto extraído del libro Dogma y ritual de la alta magia del esoterista Eliphas levi" La sombra de la bendición es la maldición. La oscuridad representa dentro del filme el lado demoniaco del mundo.
Está mas que claro que Galeen y Grau impusieron a Murnau detalles oculistas que se reflejan por ejemplo en las cartas de Orlok a su servidor Knock, repletas de auténticos signos esotéricos "Tomados por el productor del filme de viejos grimarios y tratados alquímicos" Está visto que la afición hacia el gran mago Eliphas Levi rayaba en una erudición desmedida.
Galeen y Grau sumaron esfuerzos para convertir a Schreck en un verdadero Nosferatu. Valiendose de la obsesión que sentía el actor hacia su arte lo encerraron poco antes de que comenzara la filmación en un viejo castillo bulgaro que presumiblemente había pertenecido a una poderosa y temible bruja. Lo encerraron con todos esos fantasmas durante dos meses. Salió pálido y frío como quien regresa de una tumba. La leyenda dice que nadie lo volvió a ver comer en público. Los técnicos aseguran que mientras duró la filmación Schreck no dejó de ser Drácula por un instante. Se llegó a especular que Galeen lo sometía a extensas sesiones de hipnotismo y que el actor hizo el papel imnotizado. Murnau decía por ejemplo que fueron muy pocas las indicaciones que le impartió, prácticamente el contruyó su personaje solo, en ese castillo bulgaro a la sombra de los hijos de la noche.
Tal vez la razón por la cual Henrik Galeen escogió a Schreck fue porque sabía de su infancia en Cesjt. Poca gente está tan cerca de otros estados de la conciencia y el hijo de la curandera era uno de ellos, por algo cuando su vida se acababa en un mugriento manicomia no recordaba sus películas sino a la sombra de la condesa delineada por la luna llena.

2 comentarios:

David Alexander dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Alexander dijo...

Dedicado a Iván...

http://www.youtube.com/watch?v=rbO_sOia8vA

Se ha producido un error en este gadget.